My Religio

martes, 30 de abril de 2013

Sonrie hoy, mañana te puede faltar un diente.

Estar en el fin de una etapa te hace pensar muchas cosas constantemente. Ese miedo a crecer aunque sabemos que queramos o no, va a pasar, esas ganas de ser grande pero seguir siendo chico, tener independencia pero llegar a casa y que este ahí la comida de mama, vivir solos pero volver a casa y que la cama este echa y la habitación ordenada. Estar en esta etapa últimamente me esta haciendo pensar muchas cosas. Hay mucha tristeza y a la vez mucha felicidad, esa duda a lo que viene, el miedo al fracaso, el sueño de cumplir todo lo que deseamos.
¿Pero en verdad es una etapa para pensar tantas cosas constantemente y maquinarnos con todos nuestros miedos?
Día a día me voy dando cuenta que esta es una etapa para sonreír, para vivir, para sacar a ese nene o nena que tanto extrañamos y jugar, jugar mucho porque después  cuando vengan las responsabilidades, no sabemos cuando vamos a volver a hacerlo, a ser chicos, a reírnos por pavadas y olvidarnos de las cosas innecesarias, olvidarnos de todo y VIVIR. Aunque parezcamos estúpidos para algunas personas esta etapa es para eso, para empezar la pequeña despedida en la cual vamos a guardar por un tiempo a ese nene que tanto amamos y tenemos dentro, aunque sabemos que el puede salir cuando quiera y que siempre lo vamos a recibir con los brazos abiertos. Se acerca la hora de empezar a saludar a ese chiquito que fuimos, a jugar con el porque no sabemos cuando lo vamos a volver a hacer después  Es muy importante no olvidarnos de ese chiquito que una vez fuimos, porque siempre va a estar para nosotros, cuando la vida nos supere y estemos agotados de las cosas que pasan ese nene va a estar ahí para sacarnos de la vida cotidiana y llevarnos a jugar con el un rato como lo hacíamos antes y eramos mas que felices.
Es una poca para sonreír  para vivir el día a día como si fuera el ultimo, aunque no lo fuera. Es hora de abrazar a todos los que amamos para demostrarles nuestro amor, hora de dejar de preocuparnos por cosas que se ven importantes, pero cuando tomamos en cuenta que solo tenemos una vida y que hay que vivirla  nos damos cuenta de que no lo son.. Hay que reír, amar, abrazar, demostrar todo el amor, dejar de pelear por cosas innecesarias, volver a ser nenes y jugar a las barbies como antes, joder con nuestros amigos todo el día y reírnos por el chiste mas malo del mundo, hacer reír a las profesoras porque sabemos que entienden que estamos en 5to año y que el tiempo no va a volver atrás ni se va a frenar. Dejar de pensar en el futuro y pensar en el presente, pensar en los sueños que tenemos ahora y luchar por cumplirlos, dejar de tenerle miedo al futuro porque va a llegar como presente algún día y lo vamos a vivir de la mejor forma posible, mejorar como personas día a día y alejarnos de ese modelo que la sociedad nos impone, imponer nuestra propia persona y decir YO SOY ASÍ, no voy a cambiar y es mas, le voy a mostrar al mundo como soy. Es tiempo de darnos cuenta las cosas que valen la pena y las cosas que no, amar y no odiar, dejar de mirar mal al pasado y mirarlo como algo que paso y de lo que estamos orgullosos porque gracias a ese pasado hoy somos así. No existen los errores porque ellos nos hacen ser como somos, por lo cual no te arrepientas de las cosas que haces, ya las hiciste y ahora son parte del pasado. Viví el día a día y simplemente sonreí, sonreí con todas tus fuerzas y ganas, mañana te puede faltar un diente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario